Las cosas que debes cuidar en tus redes sociales si estás buscando trabajo…

Si, tal como lo lees, hay detalles que se nos van de la mano pero aquí te daremos una explicación de las cosas que debes cuidar en tus redes sociales si estás buscando trabajo y por qué hacerlo.

Los medios sociales pueden ser una parte divertida del día. Se tiene la oportunidad de interactuar con amigos, familiares y extraños y, si tienes suerte, tener un retweet de alguien conocido. Pero por mucho que guste exponerse ahí, puede olvidarse de que las cuentas públicas en medios sociales son sólo eso: públicas.

Llegado el momento de buscar trabajo, es posible que los perfiles en redes sociales te mantengan alejado de las esperadas entrevistas. Así como los medios sociales han cambiado la forma de interactuar con amigos, también han cambiado la forma de seleccionar personal y encontrar y calificar a los posibles candidatos.

Pero la respuesta no es desactivar los perfiles en redes sociales, ya que, tal y como señala Jayme Pretzloff (director de marketing de Wixon Jewelers): «No estar en los medios sociales puede perjudicar totalmente las posibilidades de ser reconocido y, en última instancia, contratado”.

Lo que hay que tener en cuenta es que quien busca un empleo debe cultivar una presencia online profesional y agradable. Puede encontrarse el equilibrio evitando estos siete errores:

El abandono del perfil profesional
Es posible que haya abierto una cuenta en Twitter para conectarse con los profesionales de su industria y seguir a medios de comunicación y gente influyente. Quizás finalmente actualizó su perfil de LinkedIn con su historial de trabajo y la información pertinente. Eso está muy bien, pero no se debe olvidar la actualización. Quienes se encargan de la contratación estarán encantados de ver que está activo en las redes sociales, pero puede no impresionar si no se está actualizando con una cierta regularidad. En una encuesta entre 400 ejecutivos de The Creative Group, el 34% de los encuestados dijo que los solicitantes de empleo cometen el error de no actualizar sus perfiles profesionales.

No participar
Las redes sociales consisten en ser social e interaccionar, no el estar al acecho de las conversaciones de otros. Una vez que uno se adapta a cualquier plataforma hay que tratar de estar en contacto con otros usuarios. Es posible que no obtenga una respuesta de todos, pero es una manera de mostrar a posibles reclutadores que usted no sólo está ahí, sino que está interactuando con líderes de la industria. Pretzloff sugiere que se siga a las empresas con las que le gustaría trabajar, echar un vistazo a las búsqueda de empleo y empezar a seguir a algunos reclutadores. Cuanto más se construya un perfil que refleje las aspiraciones profesionales, más probabilidades hay de conectar con la gente de la industria que puede abrirte las puertas.

No construirse un público
Construirse una audiencia tiene que ver con relacionarse con otros usuarios en Twitter, y es importante mostrar a los reclutadores y agentes de contratación que se es capaz de hacer crecer una audiencia. No se trata de tener miles de seguidores, porque eso es algo que muchas veces escapa al control de uno. Se trata de cultivar un público de calidad, según Samuel Scott, director de marketing y comunicaciones de Logz.io. «¿Ha construido la persona una audiencia real? Si es así, ¿cómo podría aplicar la misma estrategia a nuestra empresa?» sostiene Scott. Aplicando los perfiles en las redes sociales con eficacia se puede demostrar la capacidad de adaptación a las nuevas tecnologías, y eso es un activo valioso para cualquier empresa.

No ser ofensivo
Esto debería ser evidente, pero tu realmente no quieres ser ofensivo, sobre todo en cuentas públicas. Clare Hart , CEO de SterlingBackcheck , dice que su empresa busca banderas rojas que incluyen gestos o exhibiciones que puedan considerarse ofensivos, nada ilegal. Incluso si no se considera que algo pueda ser ofensivo, se debe considerar que la persona que lee los perfiles podría no conocer su sentido del humor o personalidad, y cualquier cosa puede ser sacada de contexto. Básicamente, si estaría etiquetado como NSFW (no seguro para el trabajo) en una de sus webs favoritas, es mejor no publicarlo.

No hablar mal del trabajo
Has tenido un mal día en el trabajo, ¿donde es primer sitio para contarlo? Es mejor que no sea en su cuenta de medios de comunicación social. Hay que tomar en cuenta que si un reclutador o gerente de contratación ve que se critica a una empresa puede pensar que seguramente hará lo mismo en su nueva empresa si le contratan. Debe tenerse cuidado incluso si la cuenta es privada, porque los términos de privacidad pueden cambiar y nunca se sabe quien podría estar mezclado entre sus seguidores.

Ser fiel a uno mismo
Gran parte de lo que compartes en línea cultiva tu imagen. Pero cuando se trata de la búsqueda de trabajo, los reclutadores pueden buscar a sus perfiles en redes sociales para descubrir quién eres realmente fuera de una entrevista profesional. Hay que tener cuidado cuando publicas un montón de fotos de fiestas, mensajes de twitter sobre aversión al trabajo y los casos de oversharing. Estas publicaciones pueden reflejar la ética en el trabajo de un candidato y su fiabilidad, dos aspectos muy importantes de un potencial candidato.

Evita ser negativo
Seguro que no quieres aparecer como alguien negativo entre los reclutadores y gerentes de contratación, pues podría parecer como alguien que realmente no quieren trabajar. Trata de mantener una imagen positiva al compartir tus aficiones, siendo considerado y presentándote a ti mismo como una persona equilibrada. Dicen que siempre se debe asumir que los empleadores buscaran en tus perfiles, incluso si no lo hacen.

 

¡Suerte para tu nuevo empleo!

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?